Ir al contenido ↓ Ir al menú ↓


Búsqueda

Seleccione el tamaño de letra que desea para la página:


Domingo 28 de mayo de 2017


Portal Ayto Barbate > El municipio > Apuntes históricos

Apuntes históricos

PALEOLÍTICO

No sabemos la antigüedad de los primeros ocupantes de la zona barbateña. Fuera de su contexto han aparecido restos del Paleolítico Inferior, esto es, pertenecientes a los primeros tiempos de la Prehistoria, y es posible que los cazadores- recolectores que habitaban el lugar tuviesen un radio de acción bastante amplio, aprovechando indistintamente los recursos marinos del litoral y los que proporcionaba el interior. Los últimos hallazgos efectuados en el casco antigüo de material prehistórico se hallan en fase de estudio.En concreto, se trata de numeroso material lítico tallado, piedras (cuarcita) de mediano y pequeño tamaño de naturaleza deposicional, esto es, que han llegado al lugar por arrastre desde zonas más altas; también en el casco antiguo aparece cerámica de la edad de los metales, por lo que el núcleo urbano presenta una gran riqueza arqueológica, seguramente producto de comunidades muy vinculadas a explotaciones marinas, y que ha llevado recientemente a este Ayuntamiento a aprobar una normativa municipal para su protección, con vistas además a la construcción de un futuro museo que recoja y difunda todos estos vestigios.

EDAD ANTIGUA

Se atribuyen a los fenicios las primeras explotaciones de las costas barbateñas de forma organizada. Fueron ellos los que implantaron en ellas el sistema de la almadraba, haciendo del primitivo Barbate un centro exportador . Los cartagineses, parientes de sus antecesores fenicios, tomaron el relevo y a partir de entonces, allá por el siglo V a. C., los griegos de Atenas comienzan a mencionar el garum procedente del litoral gaditano. Se trataba de una especie de salsa elaborada a partir de atún, morena y caballa. Pero es sobre todo durante la dominación romana y a la sombra de la “Pax” impuesta por las legiones, cuando la zona cobra mayor entidad. Los primeros testimonios escritos nos hablan del puerto de Baesippo, situado al parecer en la desembocadura del río Barbate, y que se convierte pronto en un próspero enclave debido a su industria pesquera y de salazón heredada de los púnicos. Diversos hallazgos arqueológicos demuestran la vinculación de Barbate con este comercio. Tras las últimas excavaciones realizadas se deduce la existencia de dos núcleos industriales: el primero situado en el casco antiguo del pueblo, en una zona inmediata al río; el segundo se hallaría junto al actual faro, en la misma playa. Al menos el primero registra claramente dos épocas: una hacia el cambio de Era, y otra entre los siglos III y V. Los testimonios recogidos son prueba fehaciente de la materia prima trabajada. Junto a piletas de salazón han aparecido numerosos restos de vértebras de atún, moluscos y gasterópodos, destacando un gran número de restos de ostras, aquí conocidas por ostiones, y también de erizos. La necrópolis de la antigua Baesippo se ubicó en una zona alta conocida como la colina de la Picota. En ella se han descubierto enterramientos que van de los siglos III al VI; la tipología es muy variada: bajo tejas (tégulas) a dos aguas, bajo fragmentos de ánforas, bajo piedras... la mayoría de las tumbas carecen de ajuar y los cadáveres se hallan orientados con la cabeza hacia el NW. Diversas ánforas rodeadas de piedras señalan el lugar de enterramiento.

EDADES MEDIA Y MODERNA

Con la caída del Imperio Romano vuelve la inseguridad a las costas, al tiempo que se producen dos hechos de importancia en los posteriores siglos: el triunfo del Cristianismo sobre las religiones paganas y la condición del predominio del mundo rural sobre el urbano. Ambos se van a hacer patentes aquí con la fundación de varias ermitas, entre las que destaca la de San Paulino (actual ubicación de la Casa de la Cultura de Barbate); la de San Ambrosio (todavía conserva parte de su primitiva estructura) y la de la Oliva (a 5 Km de Barbate y en el término de Vejer, conserva el testimonio de su fundación). Los avatares de la Reconquista convertirán esta zona en línea fronteriza, despoblada hasta el punto que Alfonso XI (mediados del XIV), establece el perdón a los homicidas que vengan con armas a Tarifa un año y un día. Parecida suerte debieron de tener nuestras almadrabas, pues en poco tiempo adquirieron fama por la baja ralea de su gente. Las tierras conocidas como Hazas de la Suerte formaron parte de aquellos incentivos que concedieron los reyes en su deseo de proteger la frontera y repoblar la zona. En la larga guerra contra los árabes tiene su origen la Casa Ducal de Medina Sidonia, que extenderá sus dominios por toda la comarca y explotará sus almadrabas. Expulsados definitivamente los árabes de España, la inseguridad en las costas se acentúa, erigiéndose durante el siglo XVI junto al río Barbate el Castillo de Santiago, destinado a proteger su entrada, además de levantarse por orden de Felipe II una serie de torres- vigía a lo largo del litoral de las que pertenecen en nuestros alrededores la del Tajo, y Camarinal. La de Meca se construirá ya en el siglo XIX, aunque su utilidad, como las anteriores, fue prácticamente nula.

EDAD CONTEMPORÁNEA Y ACTUALIDAD

A finales del siglo XVIII llega a Barbate un maltés llamado Pablo Mallía, primero de los sucesivos inmigrantes que irán conformando el carácter del pueblo. En los inicios del siglo XIX un acontecimiento bélico convierte a Barbate en el centro de atención de la política nacional. Aliada del ejército francés, la armada española al mando de Villeneuve sufrió una terrible derrota el 21 de octubre de 1805 frente a la escuadra inglesa dirigida por Nelson. La batalla, que tuvo como escenario las aguas de Los Caños de Meca frente al Cabo Trafalgar, tomó de éste el nombre para pasar a ser conocida como uno de los episodios más desgraciados de la historia naval española. Durante todo el siglo XIX la localidad pasa por ser una pequeña y humilde aldea de la que apenas queda constancia, como la de un incendio que la asoló (mediados del XIX) cuando apenas contaba con cincuenta vecinos. Con la explotación de las almadrabas por la familia Romeu a finales de XIX, se produce el gran revulsivo que la economía local necesitaba, multiplicándose la población por veinte en poco tiempo. A principios del XX Serafín Romeu Fages, culto, burgués monárquico y liberal mostró interés en la mejora del pueblo y costeó o ayudó a financiar varios edificios, como el Pósito de Pescadores o un colegio a las afueras del pueblo (hoy Delegación de Fomento). Mientras tanto, la villa contempla un apogeo económico y social sin precedentes, superando en población a Vejer. De esta época han quedado en la memoria colectiva personajes como, además de Serafin Romeu, el escritor Miranda de Sardi, el empresario Aniceto Ramírez, el farmacéutico Tato Anglada... Ellos promovieron la salida a la luz pública de tres diarios: El Heraldo de Barbate, La Independencia de Barbate y El Destello. Todos lograron concienciar a una gran parte de la población de la necesidad de independizarse del municipio matriz de Vejer. Esta desvinculación se produjo en 1938 y Agustín Varo Varo sería el primer alcalde pedáneo de Barbate. En plena vitalidad económica y demográfica se inaugura el puerto pesquero (1961), logro empañado pocos años después por las medidas restrictivas marroquíes en relación con los caladeros tradicionales de Barbate. La población se duplica tras la independencia: de 10.660 habitantes en 1940 a 20.297 en 1970 (El máximo poblacional se alcanzó en 1995 con 22.558 habitantes, actualmente ronda los 21.000). El sector turístico, en principio minusvalorado, fue adquiriendo importancia a la vez que entraba en declive el pesquero, precisamente cuando el consumo de pescado alcanzaba en España cotas inusitadas y había ya que importarlo de otros países. La expropiación de la Sierra del Retín (incluyendo las Hazas de la Suerte) por el Ministerio de Defensa en 1982, la declaración como Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate por el Parlamento Andaluz a partir de 1988 y la ruptura total de los tratados de pesca con Marruecos en 1999, son los acontecimientos más señalados en la vida de Barbate en estas últimas décadas.  

Textos: Antonio Aragón (Técnico de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Barbate)
 



Destacados


Ir al comienzo ↑

Información de contacto

Excmo Ayuntamiento de Barbate
Plaza de la Inmaculada, s/n
Barbate