Ir al contenido ↓ Ir al menú ↓


Búsqueda

Seleccione el tamaño de letra que desea para la página:


Miércoles 24 de mayo de 2017


Iglesia Parroquial de San Paulino

IGLESIA PARROQUIAL DE SAN PAULINO

Identificación
Iglesia parroquial de San Paulino
Ubicación
Calle San Paulino número 1.
Arquitecto
Manuel Fernández-Pujol Fernández (titulado en 1929).
Fecha de construcción
1946-1954.

Descripción
La iglesia de San Paulino posee planta de cruz latina, si bien el ábside, que es poligonal, y los brazos del crucero presentan un escaso desarrollo. En sentido longitudinal la recorre una sola nave con bóveda de cañón reforzada mediante arcos fajones que descargan su peso en pilastras. En sentido transversal, es decir, en el crucero, sucede otro tanto de lo mismo, aunque su ya mencionado escaso desarrollo no hace necesaria la utilización de arcos fajones. Cabe señalar que una imposta revela la línea divisoria entre el muro y la bóveda. En la intersección de ambas naves se observa una cúpula, nervada y con óculos, levantada sobre cuatro arcos torales a través de pechinas.

Centrándonos en el exterior, destacaremos que las naves se cubrieron con techumbres a dos aguas de tejas curvas, sin embargo, a comienzos de la década de los setenta del pasado siglo, hubo de sustituirse en la nave principal este tipo de cubierta por otra plana. Sobre el crucero, y cubriendo la cúpula, se eleva una torre de forma cuadrangular cuya cubierta a cuatro aguas está coronada por una linterna, rematada a su vez por una cupulilla revestida de azulejos azules. Y adosado a la fachada principal se encuentra el campanario, que está compuesto de torre de planta cuadrangular, campanario de forma octogonal y cúpula revestida de azulejos blancos y azules.
 
El conjunto es de una gran austeridad y sencillez, apreciables tanto en el interior como en el exterior. En ello influyen el acabado de los paramentos, lisos y encalados, la escasez y reducido tamaño de los vanos, y la insignificante presencia de elementos decorativos. Buen ejemplo de tales características da la fachada principal, con su gran puerta sin ningún tipo de detalle ornamental, su pequeño rosetón y su hornacina vacía.
 
Añadir que en torno al templo encontramos arias dependencias parroquiales como son sacristía, despacho de párroco, archivo, aula para catequesis, vivienda, etc. Para levantar esta última, a finales de los setenta del siglo pasado, tuvo que derribarse un pequeño baptisterio situado junto al lado derecho de la fachada principal.
 
Del interior de la iglesia vamos a señalar aquellos elementos que, a nuestro juicio, merecen atención. En primer lugar, cinco grandes óleos de pintor italiano Ciro de Michele, realizados entre 1954 y 1958, que reflejan escenas marineras del Evangelio. En segundo lugar, las seis vidrieras donde están representados la Virgen del Carmen, San Paulino, La Virgen de Pilar, la Virgen de la Oliva, San José y la Inmaculada Concepción, y rosetón, con las insignias carmelitanas. En el tercer lugar, la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno, en la que están expuestas al culto la imágenes de Nº. P. Jesús Nazareno (Vicente Tena, 1927), María Santísima de los Dolores (Miguel Láinez Capote, 1941) y San Juan Evangelista (Juan Abascal Fuentes, 1975). En cuarto lugar, la capilla del Cristo de Medinaceli, en la que vemos las tallas de Nº. P. Jesús Cautivo y Rescatado (Miguel Láinez Capote, 1950) y María Santísima de la Trinidad (Fernando Buiza, 197?). En quinto lugar, el sencillo retablo de madera, de embero y limoncillo principalmente, que preside el presbiterio, diseñado por la empresa ÇSantarrufina en 1973. En él observamos las imágenes de Santísimo Cristo del Amor (Enrique Casterá, 1965), San Paulino (Francisco de P. Gomara, 1944) y la Virgen del Carmen (Eduardo Espinosa, 1938). En sexto lugar, dos imágenes de ángeles ubicadas en el sagrario, atribuidas a “La Roldana” y fechadas entre 1686 y 1689. Y en séptimo lugar, la talla de cristo crucificado situado en la sacristía, que fue traída a principios del siglo XX de Vejer y cuyo autor se desconoce, así como su datación, aunque por sus características pueda fecharse en los siglos XVI O XVII.
 
Datos históricos
La construcción de un templo que pudiese acoger la numerosa feligresía de Barbate fue una necesidad resuelta temporalmente por la curia con el levantamiento de la modesta iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San Paulino (1937). La solución definitiva llegaría más tarde, al concurrir una serie de circunstancias favorables, de las que destaremos la erección en nuestra diócesis de veintinueve parroquias en septiembre de 1944, entre ellas la de San Paulino, y la puesta en marcha, con ello, de determinados mecanismos para facilitar la construcción y/o ampliación de templos en ellas. A estos hechos habría que sumar la disponibilidad económica de las administraciones central y municipal, con sus subvenciones. De esta forma pudo ponerse la primera piedra del nuevo templo el doce de octubre de 1946.. Su construcción también fue posible gracias a las donaciones del Consorcio Nacional Almadrabero y de los vecinos, movilizados en torno a la Junta Pro-Parroquia, organismo constituido en enero de 1948 y en el que predominaban los representantes des sector pesquero. Por último, cabe señalar el papel jugado por el sacerdote Manuel López Benítez, destinado en nuestro pueblo desde 1941, quien puede considerarse como uno de los principales impulsores del proyecto por su capacidad de coordinación y de movilización, cualidad que incluso puso de manifiesto tras la bendición del templo, el doce de octubre de 1954, cuando hubo que adecentarlo.


Usos y estado de conservación
La iglesia de San Paulino sigue funcionando como tal. En cuanto a los cambios arquitectónicos, no demasiados, merecen destacarse los ya reseñados de la cubierta de la nave principal y el derribo del baptisterio. Y por lo que respecta a los cambios de imagen, a comienzos de 2004 se procedió a pintar determinadas zonas de las fachadas en color albero, abandonándose así el predominio primigenio de la cal. En cualquier caso, y teniéndolos en cuenta, el aspecto que hoy presenta el templo apenas difiere del que presentaba hace cincuenta años, siendo su estado de conservación más que aceptable.

Situación administrativa
El edificio es propiedad del obispado de Cádiz y Ceuta.
 



Destacados


Ir al comienzo ↑

Información de contacto

Excmo Ayuntamiento de Barbate
Plaza de la Inmaculada, s/n
Barbate