Ir al contenido ↓ Ir al menú ↓


Búsqueda

Seleccione el tamaño de letra que desea para la página:


Jueves 30 de marzo de 2017


Ermita de San Ambrosio

ERMITA DE SAN AMBROSIO

Identificación
Ermita de San Ambrosio.

ERMITA


Ubicación
Kilómetro 10 de la CA-218 (Vejer-Barbate).
Fecha de construcción
Siglo VII.

Descripción
La ermita de San Ambrosio tiene una única nave, con orientación de oeste a este, que se estructura mediante cuatro arcos fajones apuntados de ladrillo. Éstos sostenían la hoy desaparecida cubierta a dos aguas con techumbre de tejas sobre vigas de madera y tablazón. Los cuatro arcos descansan en ocho columnas adosadas a los muros, una para cada apoyo, las cuales se rematan con cimacios y nacelas, salvo las dos más cercanas al ábside, que lo hacen con capiteles de orden compuesto, posiblemente de origen romano.
A los pies de la nave encontramos el nártex cuya cubierta, también perdida, era a un agua con caída hacia el oeste. La comunicación entre ambos espacios se resuelve con la inserción en el muro que los separa de un vano de herradura apuntado, enmarcado por un alfiz y rematado por el escudo eclesiástico del obispo Pedro Fernández de Solís. Sobre éste existen tres cruces, a la izquierda, la de San Andrés; en el centro, la cruz-calvario del Carmelo; a la derecha, encima de la cubierta de éste, se remata con un óculo central abocinado y un reloj de sol en el vértice superior. Por otra parte, al nártex se accede desde el exterior por un vano de medio punto apoyado sobre jambas de sillería.
En el extremo este de la ermita, la cebecera, observamos el ábside cuadrangular. Lo separa de la nave un muro en el que se abren un arco ojival central con sendos medios arcos de descarga laterales. El ábside está dividido en tres espacios, cuyas funciones resultan difíciles de precisar dado el deterioro en que se encuentran, aunque parece lo más lógico que pudieran corresponder al presbiterio y dependencias contiguas (sacristía, sagrario, etc.). Justo detrás del ábside se encuentran los restos, de origen romano, de una alberca, que algunos investigadores identifican como el baptisterio.
Contempla la ermita una capilla de planta cuadrada anexa al muro norte de la nave, que se cubre con una bóveda ochavada sobre trompas. En la actualidad se accede a ella desde el exterior, sin embargo, en su origen, se accedía desde la nave a través de un vano de medio punto hoy cegado.
Por último, añadir que los materiales de construcción empleados en la ermita son diversos, alternándose sillares, mampuestos y ladrillos.

Datos históricos
La ermita visigoda de San Ambrosio fue construida en el siglo VII sobre los restos de una villa romana, algunos de los cuales se reutilizaron en el edificio, como los capiteles de orden compuesto cercanos al ábside. Para concretar, su consagración tuvo lugar el 14 de noviembre de 644, cuando el obispo Pimenio, titular de la diócesis asidonense, depositó unas reliquias de los mártires Vicente, Félix y Julián en la base de una columna previamente horadada con el fin de que sirviera de ara. Así lo testimonia la inscripción que se grabara en el fuste de dicha columna.
La ermita desde entonces, ha sido objeto de varias reformas. La más importante, quizás, la que promoviera Pedro Fernández de Solís, obispo de Cádiz entre 1473 y 1500. De esta época datan, por ejemplo, la capilla lateral, los arcos fajones apuntados y la colocación de su propio escudo.

Usos y estado de conservación
Desconocemos la fecha en que la ermita fue dejada a su suerte, lo cierto es que hoy en día se encuentra en una situación de total abandono y manifiesta un alto grado de deterioro. Y esto último a pesar de la labor realizada por la Escuela-Taller San Ambrosio (1999-2003), cuya ambicioso objetivo inicial recuperar tanto la ermita como su entorno, aunque tan sólo se lograsen llevar a cabo el adecentamiento de la zona y unos interesantes trabajos arqueológicos. Buena muestra del deterioro dan la ausencia de cubiertas, el apuntalamiento de los cuatro arcos fajones, loa falta de revestimientos o la degradación de los materiales constructivos en determinados puntos.
 
Situación administrativa
La ermita y los terrenos que la circundan son propiedad del obispada de Cádiz y Ceuta. Al tratarse de uno de los escasos ejemplos de arquitectura visigoda en el sur peninsular, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía determinó, mediante el Decreto 75/2004, de 17 de febrero (BOJA nº. 52, de 16 de marzo de 2004), declararla bien de interés cultural con categoría de monumento. En el mismo texto también se declararon bienes de interés cultural los siguientes bienes muebles: la inscripción fundacional de la ermita, hoy depositada en el santuario de Nª. Sª de la Oliva (Vejer de la Frontera), la imagen de San Ambrosio que estuviera expuesta al culto en la capilla lateral, hoy localizada en la parroquia del Divino Salvador (Vejer de la Frontera).
 
El Ayuntamiento de Barbate, consciente de su valor, en la Normativa de Protección y Prevención del Patrimonio Histórico de Carácter Arqueológico en Barbate, aprobada a comienzos de 2004 (BOP nº. 78, de 3 de abril de 2004), le asignó el nivel de protección integral, máximo nivel de protección que se otorgó a aquellos yacimientos que debían ser conservados íntegramente para su estudio y desfrute cultural público.



Destacados


Ir al comienzo ↑

Información de contacto

Excmo Ayuntamiento de Barbate
Plaza de la Inmaculada, s/n
Barbate